Tuesday, October 14, 2008

La noción de “discurso” en Verón y en Bajtin

La noción de discurso tanto para la Teoría de la Enunciación (Bajtin) como para la Teoría de los Discursos Sociales (Verón), cumple un rol de suma importancia al considerarla como una condición necesaria para la producción de sentido, aunque su definición presente algunas diferencias.

Podemos comenzar este micro análisis identificando las diferencias en la concepción del discurso. Por un lado, encontramos a Bajtin definiendo la noción de discurso en términos de la enunciación y su relación con el sujeto, proponiendo de esta manera, que sólo puede llegar a existir –el discurso- en forma de enunciados pertenecientes a hablantes o sujetos del mismo; visto de otra manera nos damos cuenta de que Bajtin considera al enunciado como la unidad constitutiva del discurso[1].

Por otra parte, Verón no habla de la enunciación, y por ende, la unidad sobre la cual se construye el discurso no es el enunciado, para él, esta unidad es el texto. El discurso es, pues, el análisis del texto; “una configuración espacio-temporal de sentido”, siempre en relación a otros discursos[2], lo que nos lleva a argumentar la idea del discurso como condición necesaria de la producción de sentido.

Verón sostiene que toda producción de sentido es discursiva y por consiguiente producto de un fenómeno social, al mismo tiempo que todo fenómeno social es un proceso de producción de sentido; doble anclaje que evidencia que “es en la semiosis donde se construye la realidad de lo social”.

Así mismo, si desaparece el discurso desaparece también la posibilidad de analizar el sentido, en tanto que sólo podremos referirnos al texto mismo y no existirán huellas de producción que describan pruebas de asignación de sentido a materias significantes[3].

Para Bajtin, el enunciado por si sólo no tiene sentido, el sujeto (enunciador o enunciatario) es quién se lo confiere, y en ese momento, es donde se crea el discurso, en la medida en que ese sentido lo construye a partir de otros discursos; es decir, en relación con un contexto específico. En otras palabras, sin discurso no hay sentido.

______________
1.La oración, entonces, ya no es la unidad de comunicación, sino un dispositivo para poder describir ciertas regularidades gramaticales que se producen en los enunciados.
2.Muy importante para Verón este concepto de interdiscursividad, en tanto que lo entiende como una gran red en donde todo discurso puede ser el origen de otro, así pues, pone en evidencia la existencia de otros discursos entre las condiciones de producción y de reconocimiento de los discursos.
3.Verón dice que todo análisis de sentido, se apoya en la idea que todo sistema productivo puede reconstruirse a partir de las huellas que deja en sus productos.

No comments: